D. CONSEJOS DE ÉXITO EN LAS APUESTAS: CÓMO GANAR APUESTAS DEPORTIVAS

Factores fundamentales para el éxito en las apuestas

No existen métodos para apostar exitosamente. Sin embargo, sí hay elementos que se pueden considerar muy en serio a la hora de efectuar una apuesta para aumentar las probabilidades de apostar con éxito.

Lo hemos dicho antes, pero reiteramos que el primer paso hacia una apuesta exitosa es la apropiada selección de una buena casa de apuestas.

El segundo paso para una apuesta exitosa se refiere a escoger el evento apropiado y, como parte de esta escogencia, es fundamental escoger el tipo de apuesta adecuado.

Todo lo anterior puede sonar evidente y lógico, pero es primordial darle la validez e importancia adecuada a todos estos factores.

Consejos para apuestas con éxito: Disciplina y paciencia

Hay otros factores determinantes en las apuestas deportivas que podemos sumar a los que comentamos arriba. A corto o largo plazo, siempre son categóricos en relación con la meta de ganar apuestas deportivas.

Apostar de manera exitosa requiere un equilibrio apropiado. Para lograrlo, la paciencia, mucha disciplina y bastante autocontrol son elementos fundamentales de las apuestas deportivas. Las apuestas en general pero sobretodo las apuestas en vivo pueden causar impulsos y reacciones que frecuentemente conllevan a una apuesta perdida. Lo hemos mencionado antes, pero la frialdad en la toma de decisiones claves y la cautela en diversos momentos son partes esenciales de lo que debería componer el carácter de un apostador estratégico. Es muy importante poder esperar hasta que llegue el momento más apropiado para posicionar una apuesta deportiva.

Disciplina en el manejo del banco

La disciplina que mencionamos arriba se vuelve aún más importante en relación con el manejo del banco de apuestas. Es fundamental hacer un uso ordenado y metódico del dinero en el banco. Será necesario hacer planes a corto y largo plazo en relación con el banco, lo cual requerirá apostar un mínimo monto del porcentaje del mismo. Cada apuesta determinará los montos a invertir, por supuesto.

Una vez establecido un orden y una metodología sobre el manejo del banco de apuestas, es clave adherirse a los horarios y rutinas que ello implica. Es sumamente relevante no salirse de las rutinas y los horarios que hemos establecido, mucho menos si es para apostar más o para intentar una jugada nueva que pretenda salvarnos de un dinero perdido. Hábitos cambiantes de esta índole pronto conllevarán a la bancarrota.

Premisas para evitar el malgasto de dinero

Hay ciertos conceptos básicos que se pueden usar como referencia para reducir las posibilidades de malgasto de dinero en apuestas deportivas. Por ejemplo, es útil abstenerse de aumentar el stake apenas se gana una apuesta. Por otro lado, también es funcional si contemplamos que las corazonadas, lamentablemente, suelen terminar mal de alguna forma. Confiar mesuradamente en las intuiciones que se reciben quizás sea la mejor respuesta a este dilema sobre las corazonadas. Bajo esa premisa, apostar por el cuadro propio pierde sentido.

Lo que sí se puede hacer para evitar un malgasto del banco de apuestas es informarse con antelación a un evento, especialmente cuando se refiere a eventos en tiempo real. Sobre eventos live, es necesariamente más recomendable verlos en el tiempo real de transmisión. Asimismo, vale la pena emplear una estrategia u ojalá varias a la hora de apostar. Estos factores, aunados a una objetividad suprema y analizar las situaciones hasta el cansancio, componen la mayoría de nuestros consejos para evitar malgastos de dinero.

Fundamentalmente, por favor recuerda no apostar bajo los efectos del alcohol o cualquier otra sustancia que pueda alterar tus sentidos de tomar decisiones apropiadas para el mayor éxito de tus apuestas.

Al respecto, contamos con aún más secciones sobre apostar exitosamente:

  • » El stake en las apuestas
  • » Consejos para apostar
  • » Análisis de apuestas
  • » Cómo sobrellevar una mala racha en las apuestas

Sobre dónde y cómo apostar

Realmente no podemos recomendar apostar meramente por la diversión de hacerlo. Los apostadores toman decisiones activas de poner en riesgo su dinero, por lo cual lo ideal es actuar con la responsabilidad tal de estas inversiones y comportarse de manera seria alrededor de la práctica de las apuestas deportivas.

Frecuentemente, los apostadores novatos se dejan llevar por la adrenalina y emoción de apostar en eventos absolutamente desconocidos. Generalmente lo hacen sólo por pasar el rato o porque la casa de apuestas está presentando el evento en vivo.

Como lo hemos dicho antes, lo ideal es apostar en deportes conocidos y familiares antes que hacerlo en deportes completamente desconocidos. Las posibilidades de ganar aumentar considerablemente si un apostador está informado sobre el evento en el cual desea invertir su apuesta y mayormente aún si ha hecho una investigación rigurosa previa al respecto. El desconocimiento sobre los eventos de apuestas puede conllevar a la pérdida innecesaria de dinero. Cuanto más se estudie y analice antes de una apuesta, mejores serán las probabilidades de ganar una apuesta.

Conclusión

Las casas de apuestas son un negocio altamente rentable que ha perdurado a lo largo de mucho tiempo. Como parte de sus ingresos multimillonarios, gozan con la ventaja de obtener millones de euros en beneficios por año. Parte de esos fondos percibidos ciertamente se designan a que expertos puedan hacer investigaciones necesarias para la industria.

Debido a lo anterior, vencer a una casa de apuestas a largo plazo es quizás una ambición bastante irrealizable, por no decir cercana a lo imposible. La cantidad de personas que realmente logran generar un sobresueldo a partir de las apuestas deportivas es más que inferior por no decir que es casi nula la cantidad de personas que logran vivir meramente de las apuestas deportivas.

Teniendo todo lo que hemos mencionado hasta ahora en cuenta, podemos resumir que, aunque vale la pena apasionarse por este ambiente aventuresco de las apuestas deportivas, lo ideal es hacerlo de manera meticulosa, consciente y con sumo estudio y cuidado.